CONFORT&CARE busca la competitividad de los nuevos productos textiles, así pues, la sostenibilidad medioambiental ofrece un importante valor añadido del producto final. Es obvio que la obtención de fibras sintéticas consume más energía que las fibras naturales; sin embargo, existen determinadas prendas cuyo consumo de energía se concentra en su uso, más que en su procesado. El impacto ambiental de los nuevos tejidos se debe optimizar durante todo el ciclo de vida –producción, mantenimiento y final de vida útil.

El proyecto CONFORT&CARE identificará los procesos más agresivos con el medio ambiente y estudiará su modificación para conseguir métodos de fabricación y de tintura/acabado sostenibles. A los diferentes productos finales se realizará un estudio de carácter biodegradable (a los tejidos naturales), evaluando la velocidad de descomposición frente a la influencia de diferentes agentes medioambientales. Igualmente, se evaluará la capacidad de reutilización/reciclado de los residuos y del producto al final de su vida útil, tanto a tejidos de fibras naturales como sintéticas.